WAY TROUGH

Concurrentemente —El mapa


Después de eso estábamos en un salón, en la entrega de un libro a una comunidad de niños. El trabajo consecuente de varias actividades que se habían hecho en territorio. El libro era como un documento consolidado. Y la progresión de la fase anterior. Era un libro de juego, de lógica como que tenía varias actividades para hacer en familia y con los niños. El título tenía dos frases largas. El título eran dos frases. La primera frase decía como: actividades para el trabajo directo y  lúdico. O más bien para trabajar lúdicamente… no sé,  no recuerdo las palabras.  Había cuatro palabras y la última palabra decía “concurrentemente”. Y esa última palabra confundía siempre al que leía el título, porque estaba escrita a mano y no se podía leer bien. Era como una fotocopia y el original era el que tenía esa corrección. Entonces cuando volvíamos a leer el libro para todo el grupo las que estaban cocinando decían que de pronto esa palabra sobraba. Como que nos ponemos a analizar que realmente no era concurrentemente sino consecuentemente,  porque el trabajo era una progresión de las iniciativas que se habían hecho en territorio en la fase anterior… etc…

Después en un momento estaba en un salón de baile. Como en una entrega de universidad. De la carrera de diseño de modas. Era como diseño de modas y artes escénicas. El profe se veía como un diseñador así la cosa más gomela del mundo. El man estaba como dirigiendo al grupo ya todas las estudiantes tenían puesto su vestido. Y lo que el vestido debía. O digamos que el performance, se llamaba EMANCIPACIÓN. Y yo como wao EMANCIPACIÓN…

Estaban así todas las estudiantes todas muy vestidas muy elaboradas. También como diseño cúbico como que tenía un estilo particular, como…, poliformas o algo así…, la mayoría. Aunque unos vestidos nada que ver con polígonos. Algunos eran “normales”. Algunos parecían tejidos a mano. Pero todos bien elaborados. Todos, una obra de arte en sí misma. Recuerdo estar ahí y pensaba:
Chévere ver esto hasta el final. Y me metía al salón y había una primera presentación. Yo no sé por qué yo tenía puesto un vestido de luz. Como si fuera parte del grupo de bailarinas y diseñadores pero yo no me iba a presentar, yo solo tenía puesto uno.

[Estoy teniendo visiones quitándome un brazo.

Ya va siendo hora de decantar con daniela]

Bueno, entonces, estaba yo ahí con mi vestido de luz. Mi vestido alumbraba. Era el único que tenía luz. Era inevitable ser un foco de luz. Ningún otro vestido de la presentación tenía eso. Entonces pasaba una primera estudiante. La llamaban por su nombre. Toda su inspiración venía de la cordillera de los andes y hacía un recital al principio de la presentación, evocando la EMANCIPACIÓN andina. Pero el vestido era super sencillo. Parecia una Abuelita ella una señora, sesentona, el vestido era tejido a mano, amarillo.

Se presentaba y dentro de su coreografía había se presentaban dos grupos de bailarinas, muy talentosas que cantaban también al estilo coro. Estaban a mi izquierda y había otras al otro extremo del salón. Había 3 y 3.

(...) La que estaba al lado mío me comentaba que ellas estaban comenzando su carrera y que les hacía mucho sentido  involucrarse en ese tipo de actividades para hacerse conocer etc. y yo pues sí está bueno eso, que lo hagan… que chévere. En ese momento termina la primera presentación y una de ellas alza la voz para opinar sin que nadie le hubiera preguntado  nada. Decía que gracias por el espacio, que muy chévere.

Y en ese momento aparecía Exchange. Otra vez

Estaba así como haciendo una mariposa con las piernas. Super flexible, super bonita. Y como que continuaba lo que decían estas nena. Como que afirmaba. Como diciendo que sí que ese ballet era increíble. Y hablaba más pero no se le escuchaba la voz. Había noise y no se le escuchaba lo que decía. Yo gritaba “no se escucha”!

De repente todo se empezaba a transformar… la estructura del salón. Y era porque Laura iba a tener su última presentación como bailarina. MUY TOP. Era así como la despedida. Toda la estructura de madera del lugar se exponía. El espacio se transformaba como un transformer.

/Glitch. Imagen de paulina siendo famosa en el colegio. Levantándose en medio de una multitud para hacer la venia. Y yo pensando bendita niña sabe como llamar la atención.

El espacio se transformaba en una infraestructura de madera gigante al aire libre. Esa iba a ser la presentación de Laura, yo no lo podía creer. Y yo pensaba: ok todo este tiempo ella no me ha hablado era porque se estaba preparando para esto. Y todo el mundo decía: esque laura se va a presentar. Laura Laura Laura. Yo pensaba: qué locura. Todo el mundo hablaba de ella. La presentación empezaba con ella corriendo hacia la infraestructura. Venía de muy  lejos. Agarraba mucha velocidad y corria corria corria corria rapidísimo. Y antes de chocarse con la reja de este sitio, pegaba un brinco como de 20 metros de altura. Como que el correr le permitía saltar muy alto y atravesaba la reja y caía el toda la mitad del stage, dentro de la infraestructura de madera. Y detrás de ella venía otra chica como su compañera de baile. Era así como angelica rodriguez o algo asi. Y no alcanzaba a hacer el salto. La tenían que ayudar. Se lastimaba de hecho. Entonces bueno todo el edificio se seguía transformando y tocaba seguir moviendo tablas y cosas. Como adaptando el lugar para la presentación de Laura. Era como un movimiento  entre presente y pasado porque estábamos alistando el edificio para su presentación. Y todo el mundo hablaba de ella.

En un momento llegaba mafe rincon y se me sentaba al lado y me decía:  “Qué locura es que ella dijo que iba a implementar la narrativa que tu le dijiste a daniel de que estabas ensayando tener orgasmos femeninos algo así como tener orgasmos con mujeres”… y yo no le entendía a mafe y  le decía: “mafe para un momento porque no te estoy entendiendo nada. Para mi el tema de Laura es un tema muy sensible en este momento. No me llenes la cabeza de cosas que no entiendo. Necesito estar presente. Después me cuentas”. Y Mafe accedía. En ese momento yo estaba en el borde de la reja y miraba hacia abajo y era un abismo grande, casi tan alto como el 1502. Era un abismo alto. Mi papá estaba allá abajo buscándome. Yo escupía haber si de pronto mis babitas le hacían verme. Como que sí me vía pero como que no… como que no era tan consciente de que era yo.

Yo estaba sentada ahí y Laura a veces se me acercaba mucho pero ni nos determinábamos. Ni nos determinamos las dos. Asi como X como si nada. Yo otra vez asi super enojada. De hecho yo le pasaba unas tablas a alguien que estaba muy cerca de ella pero no nos determinábamos. Luego llegaba Alcibiades. Y yo hablaba con alcibiades. Le decía como alci:  si supo que…. Bueno no recuerdo cómo abordaba la conversación pero le decía: Laura ya no me habla y se me hace el acto más ruin. Tanto rechazo y tanto abandono. Si ella está esperando que yo vuelva a la escuela de valores divinos para que ella me vuelva  a hablar se va a quedar esperando toda la vida porque yo no voy a acercarme allá solo por recibir migajas de contacto de ella. Además que escuela de valores divinos ni que ocho cuartos. Después de tanto desamor y tanta separación hacia mi. Eso no tiene ningún sentido.

El man así como que me escuchaba y entendía. Yo siento que ella también me escuchaba. Ella estaba a un metro. Yo siento que decía todo esto en voz alta para que ella también me escuchara lo que tenía por decir.

Ahí terminaba el sueño. Nunca veía la presentación. Todo el mundo hablaba de ella. Como en el colegio. Todo el mundo hablaba de ella pero absolutamente inaccesible.
Absolutamente inaccesible.